Casi todos los bebés pasan por las llamadas crisis de lactancia o crisis de crecimiento, en esta entrada vamos a explicar qué son las crisi...

Las crisis de lactancia. Todo lo que debes saber.

marzo 16, 2019 Laura Gavilán 0 Comentarios

Casi todos los bebés pasan por las llamadas crisis de lactancia o crisis de crecimiento, en esta entrada vamos a explicar qué son las crisis y cómo detectarlas, ya que este es el principal motivo por el que las mamás dejan de dar el pecho a sus bebés o le dan suplementos de leche artificial. Innecesarios

Como ya sabemos la producción de leche la regula nuestro bebé, cuanta más mama más leche tendremos. Pero entonces, ¿por qué hay ocasiones donde parece que el bebé no se harte? Bueno, la respuesta a esto es porque está pasando por una crisis. Las crisis de lactancia o crecimiento son comportamientos extraños del bebé que sirven para incrementar la producción de leche, los signos más habituales de que está atravesando una crisis suelen ser:

* Pedir el pecho constantemente.
* Nerviosismo y frustración.
* Regurgitaciones de leche.
* Rechazo por el pecho.
* Tomas de pocos minutos.
* Distracción durante las tomas y llantos al soltar el pecho.
* Disminución del ritmo del incremento de peso.
* Disminución de frecuencias de deposiciones.

Según de que crisis se trate podremos observar un tipo de comportamiento, pero esos son los más generales. Por suerte podemos categorizar las crisis por edad y estas suelen ser estas edades:

* 15-20 días de vida. 
* 6-7 semana de vida. 
* 3 meses. (esta es la más dura) 
* 1 año. 
* 2 años. 

Al igual que existen crisis de lactancia, también se han observado comportamientos similares en a ciertas edades que se han categorizado como falsas crisis. Estas falsas crisis se han detectado en los 4 meses de vida, donde el bebé empieza a despertarse más veces durante la noche, esto se debe a que empieza a separar el día de la noche, y esto provoca que se mantengan más tiempo en un estadio de sueño ligero; y a los 8 meses donde los despertares son nocturnos son muy angustiosos y al darles el pecho se calman rápidamente, esto se debe a que el bebé está empezando a pasar por una etapa llamada “angustia por separación” esto consiste básicamente en que el bebé empieza a entender que es un ser independiente de su mamá, creen que su madre desaparecerá si la pierden de vista y por las noches cuando se despiertan, quieren tener el pecho en la boca para así asegurarse de que su madre no desaparezca. 


Cómo superar estas crisis

* Nunca obligues al bebé a mamar o insistas demasiado para que tome el pecho, ya que puede ocurrir justamente lo contrario provocando un rechazo real. 
* Intenta crear un ambiente tranquilo, donde tú y el pequeño os sintáis relajados y se eviten los estímulos. 
* No dejar llorar al niño por el pecho si lo está pidiendo. Cuanto más tiempo lo ansíe, más ansiedad y desesperación sentirá el pequeño. 
* Tener mucha paciencia, y pedir ayuda cuando la necesites. Recuerda que las crisis son pasajeras y tal como vienen se van.
crisis de lactancia

0 comentarios: