Habrá ocurrido ya unas cuantas veces, que alguien de tu familia o algún amigo te habrá insistido en que te tomes la precaución de calzar bi...

Mucho mejor descalzo

marzo 03, 2019 Laura Gavilán 2 Comentarios

Habrá ocurrido ya unas cuantas veces, que alguien de tu familia o algún amigo te habrá insistido en que te tomes la precaución de calzar bien a tu bebé para que "no coja frío"... ¿Me equivoco? Pues nada más lejos de la realidad. 

La mejor forma en la que los pies de tu bebé se desarrollarán es la más lógica: descalzos. Sus mini tobillos necesitan toda la libertad de movimiento posible. Los pies de tu bebé serán más fuertes y con un puente más elevado, además usará mejor todas las estructuras del pie.

Un pie es bastante complejo, tiene una cantidad muy elevada de huesos, articulaciones, tendones, músculos y ligamentos. Son una obra de arte de la naturaleza, al igual que nuestras manos. La sociedad nos tiene acostumbrados a los zapatos, por su supuesta belleza y diseño y rara vez por su comodidad... Sin embargo, la realidad lógica es que nuestros pies están diseñados para estar desnudos. Obviamente, en nuestra vida cotidiana, esto es impensable. Nuestros pies acabarían con un desenlace terrible en tan solo unas horas. En gran medida esto ocurre porque no tenemos los pies "acostumbrados" a estar descalzos para los medios en los que caminamos. 

En cualquier caso, nuestros bebés, si pueden permitirse el lujo de andar descalzos. Los medios en los que se mueven siempre son alfombritas, suelos de casa o como mucho parques con asfalto blandito... Rara vez vemos a un bebé haciendo senderismo solito o corriendo por terrenos abruptos... 

Durante esa etapa debemos "desnudar" los pies de nuestros peques lo máximo posible. Y en el caso de que queramos, por estética, añadirle zapatos, estos deben ser flexibles y livianos (y sí, esto debe estar por encima de que sean "bonitos")

"Pero descalzos cogen frío y se ponen malitos !!!" ... pues no

Esto no es cierto. El frío en las plantas de los pies no es el culpable de que nos pongamos malos. Son los virus, que abundan por todas partes y durante todo el año. En épocas frías los virus se desarrollan más en ambientes cálidos y cerrados (como la mayoría de las casas en invierno). El problema está en el momento en que nosotros pasamos de un ambiente caliente lleno de virus (y estos se nos quedan en las mucosidades nasales) a un ambiente frío. El frío nos hace bajar la guardia en cuanto a defensas y desemboca en vasoconstricción de las mucosas, es decir, los virus se ponen las botas. 

Con esto quiero explicaros que el resfriado NO "entra por los pies". Este se da cuando respiramos aire frío tras almacenar virus en nuestras narices. Por lo que podemos dejar a nuestros peques andar descalzos sin miedo en casa e incluso en la calle cuando el ambiente no sea muy frío. No os preocupéis si las baldosas están frías y si aun así pensáis que estoy loca usad calcetines como estos de aquí (varias tallas disponibles)

Todo este planteamiento entra en conflicto con el tradicional consejo de todo el mundo de calzar bien a los bebés y abrigarles los pies al máximo... pero recordad: lo tradicional no siempre es lo más óptimo, no debemos encajonar nuestras prácticas en lo tradicional porque así nunca avanzaríamos como especie. 

¿Qúe piensas tú? Anímate a comentar abajo si estás o no de acuerdo con esto :) 

Mucho mejor descalzo

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. No, actualmente no vendemos ningún producto. Tan solo ofrecemos información y consejos en este blog. Sin embargo, puedes pulsar en el enlace que adjuntamos en la entrada que te llevará a Amazon donde puedes encontrar mucha variedad.

      Eliminar