¿Qué es? Es una sesión de fotos de cumpleaños al bebé con una tarta por delante. Como ya sabemos, los bebés son impredecibles y algunos hu...

Smash Cake - Qué es, cómo se hace y algunas ideas.

marzo 05, 2019 Laura Gavilán 0 Comentarios

¿Qué es?
Es una sesión de fotos de cumpleaños al bebé con una tarta por delante. Como ya sabemos, los bebés son impredecibles y algunos hundirán las manos, otros la cabeza entera y otros ni se acercarán a la tarta. Puede que alguno le de tanto miedo que acabe llorando. Pero la experiencia desde luego será única. Pocas veces tenemos excusa para dejar al bebé hacer lo que quiera, mancharse, explorar a su manera y divertirse embadurnándose de pastel. Es por eso que esta es una experiencia dónde tendrá un divertido aprendizaje y podrá tener una agradable experiencia sensorial.

Smash Cake - Qué es, cómo se hace y algunas ideas.

¿Dónde hacer la sesión de fotos?
Esta experiencia puede hacerse en casa o en un estudio. Al estar a la orden del día, muchos fotógrafos profesionales y estudios están preparados para este tipo de sesión fotográfica, aunque hay que decir que este reportaje es relativamente sencillo de hacer, ya que básicamente se necesita una tarta, una cámara, nuestro bebé y el decorado que más te guste.

Cada opción tiene sus puntos buenos y malos. Si haces la sesión en estudio te ahorras tener que limpiarlo luego todo y tener que comprar el decorado, pero en cambio tendrás que pagar un dinero para ello. En cambio si te gusta la idea de hacerlo en casa, aunque parezca una locura tener que limpiar lo que ensucie, editar tu misma las fotos y preparar todo el decorado, puede llegar a ser una aventura espectacular donde podéis acabar los papas llenos de tarta y jugando con el peque, lo cuál puede convertirse en una experiencia familiar e incluso crear una tradición. Sobra decir que hacerlo en casa será bastante más barato, y si te decides por esta opción hay cosas a tener en cuenta:

  • Una buena iluminación, para esto te recomiendo un lugar de la casa donde entre la claridad del día y así no tengas que usar las luces de casa. Ya que la luz solar aplica una belleza natural a la fotografía.

  • Escoger un pastel bonito, lo más recomendable es que sea de tonos claritos, ya que esto le aplicará ternura a la foto. Es muy importante que tenga una cobertura cremosa, para que la textura sea agradable. El pastel puede ser de bizcocho, que le resultará más fácil romper y comer y además será más barato.

  • El vestuario del bebé. Esta es una parte muy importante ya que debe ir un poco acorde con la personalidad del niño. Por ejemplo hay tutús muy bonitos que salen a un buen precio, en este enlace puedes ver uno que me gusta mucho porque trae su felpita a conjunto y puedes pedirlo en el color que más te guste. También hay disfraces chulísimos para niño, os pongo en este enlace uno que me gustó especialmente porque puedes escoger el color y la forma. Aunque yo os doy ideas, podéis usar vuestra imaginación y vestirle como más os guste, o incluso dejarle solo con el pañal.

  • Uno de los puntos más importantes es el escenario o fondo, este puede ser simplemente una pared lisa o puedes poner decorado como globos, guirnaldas o mi propuesta preferida... una cuerda con varias fotos desde que nació hasta el momento, colgadas con pincitas, aquí os pongo unas pincitas de madera que vienen ya con cuerda incluida.

  • Debes buscar un momento donde el bebé esté a gusto, ya que si está por ejemplo cansado puede que acabe llorando y la sesión tenga que posponerse.

A fin de cuentas el reportaje consiste en que tanto el bebé como vosotros lo paséis en grande así que no te preocupes mucho por la limpieza y disfruta el momento, viendo la sonrisa de tu peque lleno hasta el culito de pastel.


Espero que os haya gustado y os animéis a hacerlo. Si es así contadme vuestra experiencia en los comentarios.

0 comentarios: